El espacio como factor educativo

Miguel Ángel Santos Guerra

Uno de los factores que configuran nuestra personalidad es el espacio. Junto con el tiempo forma las coordenadas existenciales sobre las que se sienta la vida del hombre. En efecto, el hombre es un ser óptico-estereoscópico. Curiosamente decimos: «A ver », «Déjame ver». Y no sólo miramos sino que tocamos las cosas. El espacio es tridimensional, tiene cosas, va armándose de objetos. Tiene fondos, planos, perspectivas. También tiene movimiento. Somos seres espaciales.