Orientación, enseñanza y psicoterapia: aspectos convergentes y diferenciales

Elvira Repetto Talavera

Abordo en este artículo la descripción de los puntos comunes y diferenciales que la orientación presenta con la enseñanza y la psicoterapia. La justificación de este estudio estriba en el hecho de que si bien se acepta hoy, en general, la importancia de la orientación, se aprecia, en ocasiones, un cierto desacuerdo en el significado del proceso orientador, y en su delimitación respecto a las otras dos disciplinas.

Por consiguiente, el objetivo fundamental que me propongo es la caracterización breve y específica de la orientación como proceso a caballo entre la enseñanza y la psicoterapta. De esta suerte procedo, en primer término, a la revisión de los dos enfoques clásicos de la orientación, que dan lugar a la tres vertientes de la actividad orientadora -la escolar, profesional y personal- y que me permiten pasar a la exposición de un concepto comprensivo de la orientación.

A continuación, después de describir los elementos comunes que en tanto que profesiones de ayuda tienen el proceso orientador, el psicoterapéutico y el de enseñanza, distingo entre la orientación y la enseñanza, delimitando sus objetivos
específicos, y entre la orientación y la psicoterapia, determinando sus caracteres diferenciales. Cierro el trabajo con una llamada a la implantación de la orientación en los centros de enseñanza de España.