Escala de instrucción en cálculo aritmético

Agustín Sauras Alcaine

Instrucción en cálculo aritmético.

Hablar de cálculo aritmético es presentar una parte de todo el complejo aritmético. Efectivamente, hemos de distinguir:

  • Los conocimientos aritméticos sobre la naturaleza, cualidades, relaciones, etc., del ente aritmético... Estos conocimientos pueden ser puramente teóricos, especulativos, considerados con independencia de toda aplicación práctica o pueden ser prácticos.
  • El cálculo aritmético consiste en hallar unos números desconocidos, supuestos otros conocidos, con los que se encuentran en una relación determinada. Podemos distinguir el cálculo mecánico, escrito u oral, y el cálculo mental.
  • Los problemas, entendiendo por problema toda cuestión que exige la aplicación de una regla dada o la combinación de dos o más leyes conocidas.

La "instrucción en cálculo aritmético" elimina el primero y el último de los aspectos de la aritmética y se centra principalmente en el cálculo mecánico. Por un lado, abarca todo lo que las relaciones de los números entre sí pueden dar, desde la relación simple de mayor a menor, pasando por la numeración para llegar a las combinaciones, procesos y operaciones propiamente dichas. Esquemáticamente podríamos centrarlo en el dominio de las cuatro operaciones fundamentales. No otra cosa se entiende cuando se habla del cálculo, sin más. Al hablar, por tanto, de instrucción en cálculo aritmético aludimos al dominio, más o menos mecánico, más o menos rápido, de las cuatro operaciones fundamentales.

En síntesis, pues, la instrucción en cálculo aritmético estaría caracterizada por la posesión de los esquemas numéricos y el dominio del sistema numeral básico para poder proceder a las combinaciones de los números. El conocimiento de estas mismas combinaciones, el dominio de las técnicas y procesos operatorios constituirían un grado más en la instrucción en cálculo. La perfección vendría con la rapidez y exactitud, iniciadas en los comienzos del aprendizaje, pero llevadas a término en los últimos grados de la escuela primaria, en los cuales la automatización de los mecanismos llega a conseguir resultados que constituyen auténticas "marcas". La posesión, uso y dominio de estos instrumentos del cálculo lleva aparejados consigo una serie de valores que han hecho de la misma materia importante de enseñanza, tanto desde el punto de vista social y económico como desde el punto de vista pedagógico. La "instrucción en cálculo" constituye una de las materias de la escuela primaria.