La educación en el Talmud

Alberto Cubillo Lorenzo

Existen dos versiones de la Guemará, una que corresponde al Talmud de Jerusalem o palestino, y otra al Talmud de Babilonia. El Talmud palestino se recopiló a finales del siglo IV. Su contenido es más breve que el babilónico y presenta peor redacción y numerosas contradicciones internas. En cuanto al Talmud de Babilonia, se comenzó a recopilar por Rabi Asi, quien dedicó sus esfuerzos a esta obra durante unos cincuenta años. A su muerte, sus discípulos continuaron el trabajo y, por último, el R. Ravina efectuó la última selección y revisión de la obra. Su muerte, en el año 500 d. C., cierra el período de la elaboración del Talmud.

Durante ese período talmúdico, se logró que la instrucción penetrase profundamente en las masas. La creación de escuelas hasta los más apartados rincones aseguró un grado de instrucción del pueblo que ningún otro país de la cuenca mediterránea podía soñar por aquellos tiempos, puesto que la propia Ciudad Imperial comenzaba entonces a crear escuelas para uso de la clase rica únicamente.