pedagogía

9 mayo 2019

Este artículo ahonda en las oportunidades educativas que ofrece el propio proceso judicial, cuando un joven ha cometido una infracción penal. Siendo conscientes de que la respuesta se produce en un entorno poco amigable para la adolescencia, en este texto se señalan aquellos elementos que legitiman este sistema de justicia y hacen que los menores lo puedan percibir como justo y adecuado para responder a su comportamiento delictivo. Partiendo de que el paso por el procedimiento penal puede ser una experiencia de socialización legal para los menores y precisamente para que la acción pedagógica de la justicia surta efecto, se reivindica no solo la necesidad de un castigo esencialmente educativo y responsabilizador, sino también de unos profesionales debidamente formados que promuevan la participación del joven en el procedimiento y mejoren su competencia legal. Solo así será posible que la experiencia judicial vivida por los menores infractores sea percibida positivamente y suponga una oportunidad de aprendizaje que mejore las actitudes de aquellos hacia la ley y el sistema. En definitiva, se propone una reflexión sobre la importancia de la acción pedagógica que la justicia de menores despliega a lo largo de todo el procedimiento y de cómo su éxito logra legitimar la intervención de un sistema penal especializado y favorecer que el menor entienda y acepte su sentido educativo.


Cómo citar este artículo: Bernuz Beneitez, M. J. y Fernández Molina, E. (2019). La pedagogía de la justicia de menores: sobre una justicia adaptada a los menores | The pedagogy of juvenile justice: a child-friendly justice. Revista Española de Pedagogía, 77 (273), 229-244. doi: https://doi.org/10.22550/REP77-2-2019-02

10 mayo 2018

El concepto de intervención socioeducativa ha sido muy discutido en el campo de la educación. Sin embargo, y a pesar de su versatilidad y homonimia, es uno de los más utilizados tanto en el ámbito de la educación escolar, como en el de la educación social. El objetivo de este texto es doble, por una parte, analizar y argumentar el uso y la aplicación de dicho término en nuestro campo. Por otra, derivar de dicho análisis toda una serie de principios pedagógicos que ayuden tanto en la formación de pedagogos y educadores, como en el desarrollo de su práctica profesional. Dada la complejidad de los procesos de intervención socioeducativa, la metodología utilizada para inferir aquellos principios pedagógicos va ser la de la metaforización. Se trata de recopilar o elaborar metáforas que posibiliten el análisis y reinterpretación de los procesos de intervención socioeducativa que se desarrollan en el marco de la práctica profesional. En el texto se presentan y analizan seis metáforas: 1) la del caballo y la fuente; 2) la de las sinapsis socioeducativas; 3) la del cocodrilo y la charca; 4) la del funambulista; 5) la del proyectil y el blanco móvil; y, por último, 6) la de las balizas de señalización. Todas ellas posibilitan una mirada novedosa sobre los procesos de intervención socioeducativa que desarrollan los profesionales de la educación. Algunos de los principios pedagógicos elaborados se refieren, entre otros, a la soberanía del aprendiz en relación al aprendizaje; a la necesidad de establecer vínculos con los participantes y de trabajar conjuntamente y, por último, a la manera de establecer referentes que orienten la acción de los profesionales de la educación y la pedagogía.

Cómo citar este artículo: Úcar, X. (2018). Metáforas de la intervención socioeducativa: implicaciones pedagógicas para la práctica | Metaphors for socio-educational intervention: pedagogical implications for practice.  Revista Española de Pedagogía, 76 (270), 209-224. doi: https://doi.org/10.22550/REP76-2-2018-01

 

13 abril 2017

El estudio no intenta desarrollar una teoría, pedagógica interdisciplinaria, sino desentrañar, tanto un nivel de investigación como didáctico, las posibilidades y limitaciones que dicho intento implica. Los resultados, al tiempo que significan una valiosa ayuda para que la Pedagogía encuentre sus propios cauces de formalización científica a través de la investigación interdisciplinaria pone de manifiesto los riesgos de reduccionismo en los que se puede caer:

  1. a) Quedarse en un estéril formalismo.
  2. b) Olvidar que el eje integrador de una teoría pedagógica interdisciplinaria es el hombre educable.
  3. c) Limitar el hombre a-un producto cultural, a un simple conglomerado de elementos, en suma, a un modelo arbitrario de hombre, derivando, consecuentemente, en un concepto incorrecto de educación.

 

Autores:

José-Vicente Merino Fernández. Universidad Complutense de Madrid.

11 abril 2017

Se exponen de manera resumida las posiciones existentes en la actualidad acerca de las relaciones entre filosofía y pedagogía y que podemos considerar  son las siguientes:  1. La que sustentan los positivistas: la filosofía como reflexión de segundo orden sobre  las teorías  de la educación  que elaboran la ciencias de la educación. 2. Los que mantienen un cieno carácter normativo de la filosofía. Unos abogarían por una relación más horizontal y otros mantendrían posiciones más jerarquizadas sin que esto suponga volver por completo a posiciones tradicionales. 3. Quienes consideran que filosofía y pedagogía deben colaborar en la reflexión sobre los problemas nuevos que van surgiendo. Seguramente es posible compatibilizar algunas de estas posiciones.

 

Autores:

José Luis Mora García. Escuela Universitaria del Profesorado de EGB de Segovia

15 diciembre 2016

Este artículo analiza la presencia del personaje profesor en la novela de formación española del periodo comprendido entre el Realismo y la Vanguardia.

Este artículo analiza la presencia del personaje profesor, portador de ideario pedagógico, en la novela de formación española del periodo comprendido entre el Realismo y la Vanguardia. A partir del repaso de sesenta y seis novelas y quince cuentos, se indaga sobre conceptos educativos y sobre subgéneros. El examen del personaje lleva a la separación de cuatro modalidades narrativas: maestros y maestras de escuela, en la novela realista; el profesor-filósofo como héroe de la novela de formación lírica; el profesor-clérigo, en novelas de internado sujetas al esquema de anti-Bildungsroman, y el profesor universitario, con papel subsidiario, dentro de la novela de costumbres universitarias.

Fermín Ezpeleta Aguilar

26 mayo 2011

La digitalización de contenidos, en combinación con una red de distribución global y un sistema abierto para el intercambio, ha provocado cambios radicales en muchas industrias. Tradicionalmente, el modelo de negocio establecido muchas de las industrias basadas en la gestión de contenidos se ha basado en la hipótesis de la escasez. Con un enfoque abierto y digital en red, estamos presenciando un cambio global hacia la abundancia de contenidos y, consecuentemente, se están desarrollando nuevos modelos económicos. Este artículo explora el papel de la hipótesis de la escasez en las prácticas desarrolladas en la educación superior, así como en pedagogía. El cambio hacia la abundancia de contenidos digitales tiene profundas implicaciones tanto para la educación, como para las industrias de contenidos. Se examinan los posibles métodos orientados hacia una “pedagogía de la abundancia” y se destacan los requisitos necesarios para que puedan cumplirse