elocución

12 abril 2017

En el proceso de adquisición de la lengua materna, el niño va logrando configurar su personalidad, su acceso al saber y su actitud ante el mundo, por lo que el profesor debe ordenar los medios educativos de enseñanza del lenguaje a los hábitos y cambios que va experimentando la personalidad del educando, siguiendo un método activo, a través de la conservación. La elocución y la enseñanza del vocabulario, principalmente. En aquellos caso en que puedan presentarse ciertas perturbaciones- tartamudez, balbucencia, tartajeo, cambio silábico y perturbaciones gramaticales-,  educadores, padres y especialistas deben ayudar a los pacientes y reconocer en ellos sus cualidades positivas que compensen las deficiencias.

 

Autores:

Luis Alberto Hernando. Colegio Universitario, Ciudad Real.