Debates in Citizenship Education

Arthur, J. and Cremin, H. (eds.) (2012).
Debates in Citizenship Education.

(Routledge, London and New York) 228 pp.
___________________________________

Son muchos los indicios que muestran el creciente interés por la educación, especialmente en su dimensión cívica, en las dos últimas décadas en el mundo occidental.

Entre ellos podríamos destacar el programa “Europa con los ciudadanos”, iniciativa aprobada por el Parlamento Europeo y el Consejo, para el período 2007-2013, con el fin de promover la ciudadanía europea activa (cfr. Decisión nº 1904/2006/CE del Parlamento Europeo y del Consejo).

Esa medida respondió a la expansión internacional de una convicción que defiende la necesidad de prestar más atención a los aspectos morales y cívicos de la vida humana y de la sociedad.

Algunos autores se han referido a este fenómeno mundial denominándolo el “ascenso del civismo”. Este proceso se observa a nivel sociológico y psicológico, y por supuesto en el ámbito educativo.

La democracia, se afirma con razón, está bien cimentada cuando descansa sobre el concepto de participación cívica.

La participación es sin duda la razón de ser de la democracia; es esencial para que las democracias sean viables, sostenibles y saludables.

En este sentido, todas las instituciones sociales, también las escuelas, tienen un papel que jugar en el cultivo de los valores democráticos, para atender a esta asignatura pendiente que tenemos en la sociedad actual: aprender a participar, o dicho de otra manera, entender qué significa acción social e implicarse en ella.

El libro que tiene el lector en sus manos surge en este horizonte, enfocando directamente a la escuela como ámbito de aprendizaje cívico y forma parte de la serie titulada Debates in Subject Teaching. Una colección pensada para suscitar una amplia gama de cuestiones referentes a la enseñanza de materias concretas. Cada libro de la serie presenta los debates clave en una materia concreta de enseñanza, con vistas a que sea de interés en la formación de los profesores, tratando no sólo de plantear preguntas sino de ayudar también a buscar respuestas.

En este caso, la materia de enseñanza es Education for Citizenship, o si se prefiere Citizenship Education (es el término que utilizan los autores en el texto). Se ubica en el contexto del Reino Unido donde esta materia tiene una tradición genérica, y más específica desde finales de los años 80 cuando se establece por primera vez un National Curriculum, y esta materia forma parte de él. Sin embargo, actualmente está en discusión su lugar y misión en la escuela.

El libro se estructura en tres partes, siendo la segunda y tercera de mayor extensión. Es en la primera parte donde se aborda, en tres capítulos, la historia de la materia de enseñanza Citizenship Education, no sólo en Inglaterra y Gales, sino también en una perspectiva comparativa e internacional, a la vez que aporta una reflexión sobre sus principales perspectivas.

En la parte segunda se aborda en 8 capítulos el contexto social y cultural de la educación cívica: el contexto político, las escuelas y sus comunidades, la cohesión social y cuestiones relacionadas con la etnicidad, la realidad de áreas socioeconómicas desfavorecidas, cuestiones relacionadas con el género, la inclusión y la sexualidad, la resolución y prevención de conflictos a través del diálogo, y las cuestiones relativas al cambio climático y la sostenibilidad.

Del mismo modo en la tercera parte, en tan sólo 5 capítulos más una conclusión, se abordan los que se consideran debates clave en la enseñanza, el aprendizaje y el currículum. Así aparecen cuestiones tales como: la evaluación, el gobierno, las TIC y los valores éticos en la educación cívica, y el por qué abordarla ahora.

Colaboran en este volumen 18 autores de reconocido prestigio. Todos ellos de UK, con tan solo una excepción, de Canadá. Se mueven todos en el ámbito académico universitario, aunque varios de ellos cuentan además con una experiencia realmente valiosa en otros niveles educativos, de investigación (NFER) o de política educativa, que aporta un valor añadido al volumen.

Laten en el texto temas clásicos y debatidos en la educación cívica como es el mismo concepto de ciudadanía o de educación ciudadana, susceptibles de ser abordados desde diversas posiciones intelectuales, o el declinar del compromiso cívico en la sociedad actual.

En cada uno de los capítulos, los autores presentan al final algunas preguntas para posterior reflexión, así como lecturas sugeridas para saber más, además de la preceptiva bibliografía, lo cual enriquece realmente el texto.

Se trata de un libro que puede ser de gran ayuda para quienes enseñan esta materia en las escuelas, también en la formación de profesorado tanto de primaria como de secundaria.

Concepción Naval