Bernal, A. (Coord.) (2019). Formación continua. (Jesús García Álvarez).

Bernal, A. (Coord.) (2019).

Formación continua.

Madrid: Síntesis. 216 pp.


Es indudable que la globalización e internacionalización de las economías han provocado importantes transformaciones educativas y profesionales que han afectado a la organización de nuestra sociedad. Su repercusión es tal que las autoridades gubernamentales de distintos países europeos se han visto obligadas a plantear reformas educativas a fin de asegurar una formación a la altura de las exigencias de una economía global.

Estas transformaciones, fruto de los cambios producidos por factores como la innovación tecnológica, la rigidez de las estructuras empresariales, la globalización de los mercados o los efectos de la crisis, han exigido la definición de nuevos modelos de participación en el mundo laboral o, cuando menos, detenerse a reformular los ya existentes. El cada vez más acentuado progreso tecnológico, fruto de la globalización, sitúa la formación continua como un elemento clave en el desarrollo de las organizaciones, proporcionándoles cierta ventaja competitiva. Por una parte, porque flexibiliza el capital intelectual de la organización y la prepara para enfrentarse a los desafíos de un entorno

socioeconómico en permanente evolución. Y por otra, porque desarrolla el capital humano de los activos de la organización, optimizando las habilidades y competencias que requiere su ocupación. Ello implica la adaptación de las organizaciones empresariales a un mercado de trabajo flexible, fruto de cambios de distinta índole y alcance, que se ve obligado a asumir el principio de competencia, a través del cual ha de planificarse tanto la actividad económica y productiva como la propia formación profesional.

De este modo, se ha observado el incremento de determinadas políticas públicas específicas destinadas a contribuir al desarrollo de la formación continua, sobre todo a raíz del aumento en su financiación y consiguiente expansión por el tejido empresarial.

Tanto es así que la formación continua, caracterizada por la búsqueda de un aprendizaje permanente y actualización profesional con el fin de conseguir unos objetivos de eficacia y modernización en una sociedad en constante cambio, forma parte de los objetivos prioritarios de las administraciones públicas.

En esta línea, la obra responde a una ordenación sistemática que analiza la evolución de la formación continua en España, con alguna referencia a su desarrollo en el contexto europeo, todo ello desde la perspectiva de la superación al cambio técnico y a la globalización de los mercados que tiende a la desestabilización del sistema productivo. Asimismo, también destaca la contribución de la formación continua a la flexibilización del mercado de trabajo, no solo como medio de mejora de la competitividad de la economía, sino también como recurso de empleabilidad.

En el capítulo inicial, los autores del libro realizan una delimitación del concepto de formación continua y sus características definitorias, atendiendo a su actual contextualización en el ámbito europeo y ofreciendo una aproximación al mismo desde la perspectiva del aprendizaje a lo largo de la vida, sin olvidar las implicaciones que para el propio concepto han supuesto los cambios socioculturales y laborales que caracterizan nuestro modelo de sociedad actual. A continuación, en el segundo de los capítulos, bajo la sombra de la institucionalización de la formación continua, parten de la importancia que la formación ha adquirido conforme los entornos laborales la han ido demandando, en paraleo al desarrollo del conocimiento sobre la naturaleza, estructura y funciones de las organizaciones, para abordar el papel de las políticas públicas de formación continua en el contexto español y europeo, así como la orientación actual de la formación en las organizaciones.Ya en el tercer capítulo, se realiza un recorrido por las modalidades y enfoques metodológicos en el campo de la formación continua, describiendo aquellos modelos que en la actualidad tienen una mayor presencia en el tejido empresarial y deteniéndose en el análisis de las modalidades presencial y mediadas por las TIC. También se concretan las estrategias metodológicas que han de guiar su planificación.

Por su parte, el cuarto de los capítulos, sobre diseño e implementación de la formación continua, recoge los principios y orientaciones teóricas para la planificación de programas de formación. En concreto, realizan una primera aproximación a la cuestión a partir de la evaluación de necesidades de formación, identificando técnicas, fuentes y criterios de prioridad. Por descontado, se ocupa de la programación desde el punto de vista de los objetivos, contenidos, estrategias de formación, recursos y ciertas orientaciones básicas que pueden resultar de interés. Al respecto, se refiere la transferencia de los aprendizajes programados en la fase de implementación, describiendo el proceso a través de la identificación de presupuestos básicos y de la verificación de las condiciones adecuadas para su planificación.

El quinto capítulo se dedica al perfil profesional de los responsables de la formación continua, con especial mención a la cuestión de la identidad profesional. Los autores realizan una descripción detallada de funciones, roles y competencias, así como un examen de dimensiones, contextos y orientaciones que caracterizan la formación de estos profesionales. Se termina analizando la Formación Profesional dual como otro de los contextos destacados de intervención, sobre todo a la vista de su consideración como espacio pedagógico en las organizaciones. No obstante, es especialmente interesante el análisis que se realiza de esta modalidad en relación con sus beneficios, donde la sitúan como una buena estrategia de potencial empleabilidad para los jóvenes.

Los autores cierran la obra con la evaluación de la formación continua, definiéndola como un magnífico indicador de innovación, entre otras razones, porque favorece la toma de conciencia sobre la importancia de la formación continua, pero también porque facilita la asunción de responsabilidades sobre el cumplimiento de metas y la consideración de ciertos elementos para la mejora de las acciones de formación. Por tanto, si pretendemos aportar información valiosa y de utilidad sobre logros, al tiempo que diseñamos procesos de mejora en relación con futuras decisiones, necesitamos evaluar no solo los resultados, sino también la implementación de cada propuesta planteada. Es difícil participar de un debate sobre formación continua sin entenderla como el instrumento clave para afrontar las dificultades que la globalización tecnológica y económica ha impuesto sobre la relación entre cualificación y formación. Pero es indudable que la formación continua también tiene ante sí importantes retos, y no son pocos los que requieren de propuestas coherentes que la sitúen como un medio flexible para responder de un modo coherente a las necesidades más inmediatas de empresas y trabajadores.En definitiva, estamos ante una obra bien articulada y basada en el análisis de una modalidad de formación que, además de intervenir de manera positiva sobre la empleabilidad en un momento más que adecuado, demanda el diseño de entornos de aprendizaje que capaciten a los trabajadores para un mercado laboral cada vez más versátil y competitivo. La flexibilidad, funcionalidad, eficiencia e innovación pasan a ser los nuevos requisitos de la formación continua, la cual ha experimentado un desarrollo notable en la última década tanto por la existencia de políticas públicas dirigidas a su financiación como por la mayor concienciación por parte de las organizaciones al situarla como un pilar fundamental en la capacitación de sus trabajadores. En otras palabras, el mensaje es el de otorgar más atención a las actividades que, al margen de la modalidad en la que se inscriben, contribuyen a la formación de los activos de una organización, reconociéndola como una herramienta eficaz que puede dar respuesta a las necesidades reales del entorno socioeconómico en la búsqueda de una mayor empleabilidad.

Jesús García Álvarez